JOSÉ DE ESPRONCEDA


espronceda.noticia.jpg
Poeta español nacido en Almendralejo en 1808. Hijo de una familia hidalga de fuerte tradición militar. Desde muy joven se sintió atraído por la literatura y por la actividad política, aficiones que definirían su carrera en el futuro. La represión política que siguió al trienio liberal hizo que lo encerraran en un convento de Guadalajara.
Tras recobrar la libertad, regresó a Madrid, pero los acontecimientos políticos del país lo impulsaron a irse al extranjero. Partió hacia Gibraltar, y de allí pasó a Lisboa, de donde fue expulsado, por lo que tuvo que refugiarse en Londres, que en aquel entonces era el punto de reunión de los liberales españoles. En la ciudad británica conoció a Teresa Mancha, con quien mantuvo una relación sentimental. En 1830 se fue a París alentado por los acontecimientos revolucionarios que se producían en la capital parisina para participar.
Durante su ausencia de Londres, su antigua amante, Teresa, había contraído matrimonio, por lo que nuestro protagonista y ella decidieron fugarse juntos. Tras otra breve estancia en París, regresaron a España, donde Espronceda ingresó en el cuerpo de la Guardia Real. Sus inquietudes políticas, sin embargo, le valieron un destierro en Cuéllar un año más tarde, y posteriormente el traslado a Badajoz.

Durante sus breves etapas en Madrid, participó activamente en la vida literaria de la capital y, a pesar de sus frecuentes encarcelamientos y destierros, pudo escribir sus primeras obras. El contacto con la poesía romántica europea influyó en él poderosamente y orientó su propia producción poética hacia un romanticismo exaltado, pletórico de ritmo, color y fantasía, pero también marcada con frecuentes llamadas a la libertad.
El reconocimiento público, sin embargo, le llegó gracias a su producción lírica, publicada a partir de entonces en varios diarios y revistas. La aparición de su ambicioso poema titulado El estudiante de Salamanca en el periódico El Español (1836) supuso su primer gran éxito.
En paralelo, incrementó su actividad política en el que incluía ideas de Saint-Simon, filósofo francés de finales del siglo XVIII y principios del XIX que apoyaba la democracia socialista europea. Por aquellas fechas, la relación con Teresa era ya insostenible y ésta le abandonó, lo que lo sumió en una fuerte depresión.
En septiembre de 1840, la victoria liberal y la posterior regencia de Espartero, le permitieron dar el salto a la primera fila de la política española. A su muerte, en 1842 en Madrid, era considerado el mejor poeta español del momento, además de un político de prometedora trayectoria. Esto motivó que su entierro, en el que se dieron escenas de hondo dolor popular, fuera uno de los actos más multitudinarios de la época.



OBRAS LITERARIAS:



Espronceda comenzó su carrera literaria con poemas de estructura neoclásica, pero con el tiempo, el Romanticismo le brindó los temas y la libertad adecuados a sus sentimientos e ideas. Se caracteriza por escribir con un estilo apasionado, con cambios métricos frecuentes y con versos rítmicos y sonoros, lo que le da a su poesía una gran musicalidad.
Escribía tanto en poesía, como en prosa y en teatro.
Dentro de la línea romántica, José de Espronceda escribió una serie de poesías breves en las cuales exalta la figura del rebelde, del revolucionario y del hombre marginado de la sociedad, vistos desde una perspectiva idealizada en obras como: Canción del Pirata, El Canto del Cosaco, El Mendigo.




El Canto del Cosaco:

El poeta muestra aquí un desprecio muy romántico hacia la civilización occidental, a la que supone fundamentalmente corrupta y degenerada, y como consecuencia de esto espera con un cierto morboso placer la llegada de la horda bárbara y sangrienta que ha de arrasar las ciudades y campos de Europa.


Puedes leer el poema aquí: Poema El Canto del Cosaco



El Mendigo:
El principal tema del poema es la libertad. El modo con que Espronceda aborda este tema parte de un argumento fácilmente reconocible: un mendigo describe su propio estilo de vida, caracterizado por el desafío, la libertad y la despreocupación. Esta manera de tratar el tema de la libertad responde a claves típicas del Romanticismo: exaltación de la vida libre de un individuo desafiante que se rebela contra el confort y las comodidades de una sociedad convencional . El mendigo se compara con el aire libre, se hace dueño del mundo entero y se muestra orgulloso de poder retar al poder de la tormenta.
Puedes leer el poema aquí: Poema el Mendigo



Canción del Pirata:
El escenario de la canción es el mar. Adoptando una técnica narrativa el poeta nos cuenta aspectos de la vida de un capitán pirata que a bordo de su bajel “El Temido” va haciendo estragos entre los poderosos de la tierra. Nadie puede resistirse a su valor y todos le temen porque su fuerza está en su inquebrantable y rotunda fe en los ideales de libertad.
Puedes leer y escuchar el poema aquí: Poema Canción del Pirata (letra y versión musical)
A partir de la versión original de Espronceda se han creado canciones con la letra del poema de la “Canción del Pirata”. Esta versión realizada por el grupo Tierra Santa es una de ellas:




Otra versión es la realizada por Dark Moore:






Aquí podéis visualizar la presentación de José de Espronceda:





Trabajo realizado por:
Paloma Vázquez Garijo y Fernando Fernández Maeztu.