El Teatro Romántico

El teatro en el siglo XIX intentó reflejar los ideales románticos de aquella época: su visión de la vida como conflicto y un mundo de sentimientos y pasiones.
Los temas principales son el amor trágico, opuesto a las convicciones morales de la época, la lucha por la libertad y la fuerza del destino. La crueldad y la venganza discurren en estas obras, plagadas de desgracias y drama.

Este drama romántico se divide en dos subgéneros: la tragedia (aunque a veces puede considerarse mas realista que romántica) y el melodrama, desarrollando a su vez otro: la ópera. La principal diferencia entre la tragedia y el melodrama reside en su grado de profundidad: los melodramas son obras cuyos protagonistas, muy simples, intentan desencadenar emociones (lo que nosotros llamaríamos culebrones), mientras que en la tragedia, los personajes son profundos, e intentan no solo hacernos sentir, sino también reflexionar.

external image 1b.jpg

La Edad Media, por su caracter sentimental primario (honor, venganza, celos, engaños, ...) es el contexto histórico preferido, pero aun así varia conforme a los gustos del autor, que normalmente buscan un ambiente misterioso y fantástico, en lugares lúgubres y retirados, para mantener la intriga en suspensión. Esta importancia al ambiente, da lugar a que la escenografía pase a la máxima prioridad, junto con la aceptación del teatro como lugar fijo para la interpretación, se añaden numerosos avances:
  • Se pasa a la precisión y adecuación histórica en el vestuario, abandonando el traje de época, habitualmente usado en el teatro, para adaptarse a la época del personaje. A partir de ahí, la precisión histórica en el vestuario se estableció como norma.
  • Bambalinas, paralelas a las candilejas, se reemplazan por muros continuos que representan las paredes de una habitación, llamado “escenario de medio cajón”. Al mismo tiempo se desarrolla la maquinaria teatral y la tramoya, con escenarios ascendentes e incluso giratorios.
  • Los decorados se hacen también precisos históricamente o realistas en el caso de comedias contemporáneas.
  • Aparece la luz de gas para la iluminación, que si bien hizo más peligrosa la asistencia al teatro debido a los numerosos incendios que provocaban, mejoró considerablemente la iluminación de la escena y permitió por primera vez dejar a oscuras la sala o auditorio, lo que centraba toda la atención en el escenario.



external image romeo-and-juliet.jpg
escenario de medio cajón ("Romeo y Julieta", Shakespeare)..Como ya hemos indicado, la finalidad del genero teatral romántico es "emocionar" al espectador. En esta época se crean nuevos teatros, que, sin embargo, disminuyen de tamaño, lo cual escénicamente es muy significativo, pues ese hecho diversifica la oferta de tendencias teatrales y crea una mayor cercanía del auditorio con el actor. Debido a esto y a otras causas, la interpretación también progresa y encuentra nuevas técnicas de actuación y entrenamiento del actor. Son importantes los monólogos, ya que solo así se dan a conocer los sentimientos más íntimos de los personajes. Estos personajes solían presentar unas características comunes, casi genéricas:
  • En su actitud se muestran valientes, rebeldes o incluso arrogantes frente a una realidad que se opone a sus deseos: se enfrentan con las barreras que su destino les impone.

    • El héroe romántico es un personaje misterioso que busca la felicidad, pero a quien persigue la desgracia. Es un seductor que no acepta normas ni imposiciones y que tiene algo diabólico (malicioso, pícaro, ...)
    • La heroína romántica es una mujer bella, capaz de dar su vida por amor; con frecuencia sufre por su causa.
  • Psicológicamente, carecen de equilibrio y se guían por las pasiones. Los motivos psicológicos y racionales de sus acciones pasan a un segundo plano.

  • Los protagonistas suelen ser extraños y misteriosos. Muchos aparecen marcados por un sino trágico que desemboca en la catástrofe final.

external image donjuantenorio.jpg
Don Juan Tenorio (José Zorrilla)
El siglo XIX es una época de cambio en Europa, pues se produce una revolución política, social y económica, además de la llamada “revolución industrial”, que hace variar la composición social de los pueblos. Se buscaba un cambio y una mejora artística, y al mismo tiempo aparecen nuevos auditorios, un público formado por la burguesía y las capas populares, generalmente poco instruidas, que buscaban en el teatro una forma de entretenimiento. Los autores pasaron del Clasicismo (mas exactamente neoclasicismo) al Romanticismo (y mas tarde al Realismo). El teatro sufrió numerosas modificaciones con la nueva época, rechazando las ideas clasicistas e ilustradas:
  • No tiene ninguna pretensión didáctica, su objetivo no es otro que el de conmover al espectador.
  • Se borra la separación entre tragedia y comedia.
  • Los actos ya no son tres de forma obligatoria.
  • No se acepta la regla de las tres unidades: espacio, tiempo y acción.
  • Hay polimetría (medida irregular) e incluso se mezcla prosa y verso.

Aunque el primer drama del romántico nos llegó desde Alemania en 1776, de manos de Goethe, es incuestionable que el mayor representante de este género es William Shakespeare (¿quién no conoce alguna de sus historias "Romeo y Julieta", "El sueño de una noche de verano" o "El mercader de Venecia"?). Sus obras se han traducido a los principales idiomas y se siguen aun representando en todo el mundo. En España, el teatro romántico tuvo su modelo en el teatro francés, y los dramaturgos españoles (así se llamaba a los escritores teatrales de este siglo) fabricaron un producto a imitación de los franceses. Estos fueron el duque de Rivas y José Zorrilla (del que hablaremos mas abajo). Junto a ellos cabe destacar a Francisco Martínez de la Rosa, que escribió La conjuración de Venecia; a Antonio García Gutiérrez, autor de El trovador, y a Juan Eugenio de Hartzenbuch, creador de Los amantes de Teruel.

Archivo:CHANDOS3.jpg
Archivo:CHANDOS3.jpg
William Shakespeare

JOSÉ ZORRILLA


estatua_zorrillla.jpg
Estatua de José Zorrilla en Valladolid, su ciudad natal.


José Zorrilla fue uno de los principales escritores del romanticismo español, destacando en el teatro. Su obra más conocida es Don Juan Tenorio.


BIOGRAFÍA DE JOSÉ ZORRILLA


José Zorrilla nació en 1817 en Valladolid. Su padre era un hombre de rígidos principios, absolutista y carlista. Su madre era una mujer piadosa, sufrida y
sometida a su marido. Vivió en Valladolid, Burgos y Sevilla, hasta que su familia se estableció en Madrid, donde el padre ejerció de superintendente de
policía y él ingresó en el Seminario de Nobles.

Estudió derecho en las universidades de Toledo y Valladolid, aunque la abandonó. Durante unas vacaciones se enamora de una prima, a la que evoca en "Recuerdo del Arlanza".

Huyó de la casa paterna, refugiándose en Madrid, donde la fama lo sacó de una vida oscura y llena de privaciones: Zorrilla se reveló como poeta al pie del sepulcro de Larra, leyendo emocionadamente una composición en honor del suicida, durante su enterramiento.

Se casó con Florentina O’Reilly, una viuda arruinada, bastante mayor que él, que tenía un hijo. Aparte de la edad, varias causas contribuyeron a hacer infeliz el matrimonio: la antipatía del hijo de ella hacia él, la muerte de un hijo que tuvieron, las riñas entre mujer y suegra y la desaprobación de su padre al matrimonio.

En 1845 viajó a Francia, asistiendo en París a cursos de la Facultad de Medicina. Allí conoció a Alejandro Dumas, George Sand, Victor Hugo, Musset y Gautier. Ese mismo año murió su madre, lo que le dejó una profunda melancolía.


casa-jose-zorrilla.jpg
Casa Museo Zorrilla, casa en la que se crió Zorrilla.

Regresó a Madrid en el año 1846. Recibió varios honores: se le nombró miembro de la Junta del recién fundado Teatro Español; el Liceo organizó una sesión para exaltarle públicamente; la Real Academia lo admitió, aunque sólo tomaría posesión en 1885. Pero la muerte del padre en 1849 le causó un duro golpe: su padre se negó a perdonarle que huyera ni que se hubiera casado con esa mujer, dejando un enorme peso en la conciencia del hijo. También heredó considerables deudas.

Dos años más tarde, huyendo de su mujer, se estableció en París y más tarde en Londres. Le acompañaron los apuros económicos. En París se enamoró de
Leila, a quién amó apasionadamente. En la capital británica hizo amistad con el famoso relojero Losada.

Embarcó rumbo a México en el año 1854, interrumpiendo su estancia allí solo cuando pasó un año en Cuba. Allí tuvo una vida de aislamiento y pobreza, sin mezclarse en la guerra civil, que dividía a federales y unitarios. Cuando Maximiliano llegó al poder en el año 1864, Zorrilla se convirtió en el protegido del emperador y estuvo bajo su mecenazgo. Fue nombrado director del Teatro Nacional.

Al morir su esposa en el año 1866, regresa a España, donde se le admiraba, pero se le creía superado. El fusilamiento del emperador Maximiliano, abandonado a su suerte por el Papa y Napoleón III, le produjo una profunda crisis religiosa.

Se casó con Juana Pacheco en el año 1869. Siguió en permanentes apuros económicos, de los que apenas lograrían sacarle ni una comisión gubernamental en Roma, ni una pensión nacional. Se hizo famoso dando recitales públicos y obtuvo numerosos honores entre los que sobresalen su nombramiento de cronista de Valladolid y su coronación como poeta nacional en Granada.

Murió en Madrid en 1893, tras una intervención quirúrgica para extraerle un tumor cerebral.


ENTENDER SU OBRA

Hay en la vida de Zorrilla algunos detalles de interés para entender la orientación de su obra.

1.- En primer lugar, las relaciones con su padre. Hombre despótico y severo, rechazó el cariño de su hijo, negándose a perdonarle sus errores. El escritor cargaba con un complejo de culpa, y para superarlo decidió defender en su creación un ideal tradicionalista muy de acuerdo con el sentir de su padre. Dice en Recuerdos del tiempo viejo: "Mi padre no había estimado en nada mis versos: ni mi conducta, cuya clave él sólo tenía".

2.- Su temperamento sensual, que le arrastraba hacia las mujeres: dos esposas, un temprano amor con una prima, amores en París y México. El amor constituye uno de los ejes fundamentales de su producción.

3.- Era ingenuo, bondadoso y amigo de todos, ignorante del valor del dinero y ajeno a la política. Conviene resaltar, además, su independencia, de la que se sentía muy orgulloso.



SU OBRA

José Zorrilla escribió tanto poemas como teatro, siendo más conocido por su producción teatral. Su obra principal fue Don Juan Tenorio.


SUS POEMAS


  • "A buen juez mejor testigo".

  • "Corriendo van por la vega".

  • "El contrabandista".

  • "A la estudiantina burgalesa".

  • "El trovador".

  • "Vuelta a la patria".

  • "En el álbum de mi hija".

  • "Dueña de la negra toca".

  • "Don juan"

  • "Soliloquio".

  • "Primera impresión de Granada".

  • "A Narciso Serra".

  • "En el álbum".

Aquí se pueden leer los poemas anteriormente nombrados.



SUS OBRAS TEATRALES


Aparte de Don Juan Tenorio, José Zorrilla escribió más obras de teatro como:

  • Vivir loco y morir más.

  • El zapatero y el rey.

  • El eco del torrente.

  • Sancho García.

  • El molino de Guadalajara.

  • El puñal del godo.

  • Traidor, inconfeso y mártir.



DON JUAN TENORIO

don-juan-tenorio.jpg


Fue su obra maestra y más reconocida. Fue publicada en 1844.La obra se encuadra en la Sevilla del Renacimiento.La obra está estructurada en 2 partes:
La Primera Parte consta de 4 actos, divididos en varias escenas, y transcurre en una sola noche, la noche de carnaval:

  • Acto I, "Libertinaje y escándalo", con 16 escenas, se desarrolla principalmente en la hosteleria de Buttarelli.
  • Acto II, "Destreza", con 12 escenas, se desarrolla principalmente en las calles frente a la casa de Doña Ana.
  • Acto III, "Profanación", con 9 escenas, se desarrolla principalmente en el convento.
  • Acto IV, "El Diablo a las puertas del Cielo", con 11 escenas, se desarrolla principalmente en la casa de Don Juan.

ARGUMENTO
Hace un tiempo Don Juan y Don Luis Mejía habían apostado para ver "quien de ambos sabía obrar peor, con mejor fortuna, en el término de un año", ese día se cumplía el plazo, por lo tanto, ambos se reencuentran en la hostería de Buttarelli donde comparan sus hazañas.

Los rivales cuentan los muertos en batalla y las mujeres seducidas. Don Juan queda como vencedor, sin embargo Don Luis lo vuelve a desafiar diciéndole a Don Juan que lo que le falta en la lista es "una novicia que esté para profesar", entonces Don Juan le vuelve a apostar a Don Luis que conquistará a una novicia , y que además, le quitará a su prometida, Doña Ana de Pantoja.

Al oír el desafío, el comendador Don Gonzalo de Ulloa, padre de Doña Inés, que llevaba en un convento desde su infancia y estaba destinada a casarse con Don Juan, deshace el matrimonio convenido.

Por la noche, Don Juan seduce a Doña Ana haciéndose pasar por su prometido. Tras esto, escala los muros del convento donde está encerrada Doña Inés y la rapta. Don Juan y Doña Inés se enamoran locamente.

Don Luis y Don Gonzalo se enfrentan al protagonista en un duelo y Don Gonzalo muere, por lo que Don Juan tiene que huir a Italia.



Cinco años después, Don Juan regresa a Sevilla y visita el cementerio donde está enterrada Doña Inés, que murió de amor. Doña Inés también ha hecho una apuesta, pero con Dios: si logra el arrepentimiento de Don Juan, los dos se salvarán pero, si no lo consigue, se condenarán eternamente. Ante la tumba de Don Gonzalo, Don Juan invita al comendador a cenar y éste lo invita a compartir la mesa de piedra con él en el panteón. Cuando el espíritu del Comendador está a punto llevarse a Don Juan al infierno, Doña Inés interviene y le ruega que se arrepienta. La joven gana la apuesta y los dos suben al cielo rodeados de cantos e imágenes celestiales.

DonJuanTenorio.jpg


LUGARES EN LOS QUE SE DESARROLLA LA HISTORIALa historia se desarrolla en:
  • La Hostelería de Cristófano Buttarelli.

  • La calle de Doña Ana.

  • Convento.

  • Quinta de Don Juan.

  • Panteón - Cementerio.

  • Casa de Don Juan.

CARACTERÍSTICAS DE LA HISTORIA


§ Lugares sombrios: Se utiliza en esta obra un lugar tenebroso, solitario, como es el cementerio, donde las esculturas cobran vida.
§ Amor imposible: Hay un amor imposible entre Don Juan y Doña Inés. El amor hace que Doña Inés muera de pena porque Juan y ella no pueden estar juntos debido a que él tuvo que huir a Italia después de matar a Don Gonzalo y a Don Luis, que aún muertos le persiguen.
§ Los personajes: el héroe es de familia más o menos noble. Es un hombre solitario que no quiere integrarse demasiado en la sociedad. La heroína se adapta a los cánones tanto físicos como espirituales.
§ Final trágico: Es un final trágico por la muerte de los dos enamorados
§ Naturaleza dinámica: En esta obra las acciones suelen ocurrir casi siempre por la noche.
§ Misterio: Las estatuas cobran vida, las sombras hablan, se hace una idea idealizada del cielo y del infierno.
§ Predominio del sentimiento sobre la razón: Doña Inés estaba realmente enamorada de Don Juan e intentaba evadir todo sentimiento.


donjuantenorioo.jpg
Para leer Don Juan Tenorio